10 de septiembre de 2010

El mercado de Rodanas

¿Un mercado en Rodanas? Que nadie se alarme, en Rodanas no hay un centro comercial, ni por fortuna lo habrá. Ese es uno de los inconvenientes y, a la vez, grandezas de Rodanas. Con poco más de 30 casas, no hay clientes potenciales como para montar una tienda de ultramarinos. Y para los visitantes, excursionistas, deportistas y cazadores, es suficiente con el bar de los hermanos Andrés. Por cierto, ahora en el cartel anunciador de la carretera han sustituido el nombre de ‘Restaurante Hermanos Andrés’ por ‘Restaurante Rodanas’. Quizás un cambio que persigue reclutar clientes.

En cuanto a los residentes, ya están acostumbrados a llevarse grandes cantidades de provisiones a sus casas. Si se les van terminando las frutas y verduras, y no quieren salir de Rodanas , podríamos decir que disponen de una especie de mercado ambulante. Por un lado, de vez en cuando, una furgoneta pega bocinazos para que los vecinos compren melones, sandías o patatas. Y por otro lado, un día a la semana de verano, un camión se instala en el olivar, junto al bar y hace las veces de mini-market. La gente se congrega allí para comprar y charlar. Incluso se ponen unas sillas para no esperar de pie mientras se hace cola. Podemos encontrar melocotones, judías y en definitiva diversidad de frutas, verduras y hortalizas, que nos servirán para reponer la despensa, sin tener que salir de Rodanas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada