31 de agosto de 2011

Ad Orientem en Rodanas

El término Ad Orientem quiere decir «hacia el este» y tiene su origen en las prácticas litúrgicas más antiguas de la Iglesia. Se usa para expresar la posición en la que el obispo celebraba la misa «dando la espalda a los fieles» o, dicho de otro modo, «todos mirando en una misma dirección». La orientación del sacerdote y del pueblo es la misma, todos están juntos en el mismo camino o peregrinación hacia Dios.

Pues bien, en el Santuario de Rodanas se ha recuperado esta antigua tradición para algunas, no todas, de sus celebraciones. Este hecho no es un simple «atrasar el reloj», ya que el propio Papa Benedicto ha hablado reiteradamente de la importancia de celebrar la Misa «ad orientem», para que se descubra lo que está detrás de esta antigua tradición y lo que la hizo viable durante tantos siglos.

Desde que fue repuesto el altar ad Orientem en el Santuario de Nuestra Señora de Rodanas, el 30 de octubre pasado, han sido ya muchos los sacerdotes que durante las peregrinaciones y romerías que tienen lugar durante los meses de primavera y verano, han celebrado en este altar, dispuesto al modo tradicional.

En estas fotografías, el Padre Emiliano Rodríguez, de los Hermanos de San Juan de Dios, que celebró la Santa Misa, Novus Ordo, para uno grupo de devotos, como hace todos los años a finales de agosto.

1980 Altar de terrazo
Es interesante recordar lo que ha sido la recuperación de este bello retablo y altar en el Santuario de Rodanas. En 1980 el retablo había sido "reformado", destrozándolo, y sustituyendo el antiguo altar por una simple base de terrazo. El Sagrario también fue retirado para ponerlo sobre un pilar, tal como puede apreciarse en la siguiente fotografía. Se dispuso una mesa para oficiar coram populo a modo de nuevo altar.

El pasado año, afortunadamente, se eliminó el altar-mesa. El retablo fue restaurado y se le dotó de un nuevo altar, en consonancia con su estilo barroco. Fue el mismo Arzobispo de Zaragoza, Monseñor Ureña Pastor, quien consagró el nuevo altar, como puede verse en las fotógrafías siguientes. Uno de los sacerdotes que lo acompañan es el Párroco de Épila, don Miguel Ángel Barco.
Misa 'Ad Orientem' en Rodanas, 'de espaldas'.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada