9 de septiembre de 2011

Amigos de la infancia de Rodanas

Este blog sirve hoy para el reencuentro de dos "antigüos moradores" de Rodanas. Hace unos meses un lector del blog nos remitió una nostálgica carta en la que se pretendía volver a saber de los amigos de la infancia, con los que disfrutaron de tantas vivencias en Rodanas. La misiva se titulaba "Los antigüos moradores de Rodanas".

Pues bien, hoy hemos recibido la respuesta a aquel escrito y lo reproducimos a continuación:

 
"Estimado Fernando,
Querido amigo de la infancia, este fin de semana pasado me acerqué hasta Rodanas con mi mujer y mis dos hijos para mostrarles los lugares que tantas veces recorrimos juntos, en compañía de todos los que mencionas en tu artículo.

Me acerqué hasta la Fuente de la Teja, ¡qué cambiado está todo!. Sólo se mantiene igual la casa de los Celaya y los pinares que la custodian. No encontré ni rastro de por donde manaba el agua que bebíamos ávidamente. Cogí moras en Aguaviva, pasé por las balsas en las que nos bañábamos y que ahora se encuentran secas... Estuve en el bar que tú y yo, y todos los de la cuadrilla, vimos construir...

Me gusta y hasta me emociona el recorrer aquellos lugares tan sencillos y sin embargo tan especiales. Lamento la pérdida de tu padre, siempre me quedará de él la imagen de un BUEN Y GRAN hombre. Cazador, como tu tío Anselmo, y tu querido y admirado abuelo Hilario, persona llena de sabiduría.

Tampoco me olvido de tu madre Candelaria, de tu tía Carmen, la madre del Chino y del Javi, el más cabal de todos.

En fin, de tantos y de tantos los que tú mencionas y otros que nos dejamos en el tintero.

Sólo te traiciona un poco la memoria después de tantos años: mi nombre es Enrique Martí, pero seguro que también me recordarás por el Triqui. Es un mote que nunca me gustó pero me lo puso Javi tu primo , y ahí queda.

Un fuerte abrazo.
Enrique.
Por cierto, a mí me falla también la memoria, tú eras Fernando I ó Fernando II, creo que el tercero era mi primo."
Esperamos que esta carta de respuesta sirva, a su vez, para nuevos reencuentros. Nos alegra que 'El Blog de Rodanas' sirva también para que los amigos de la infancia vuelvan a verse las caras después de tantos años, pudiendo así recordar y saber qué es de ellos ahora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada